5 aspectos a tener en cuenta en el cuidado del bebé

      640 426 Farmacia Ormazabal

      Con la llegada de tu bebé a casa, ¿sabes qué cuidados debes tener? Desde la farmacia Ignacio Ormazabal te aconsejamos sobre el mejor cuidado para tu bebé.

      La llegada del recién nacido al hogar suele generar, en los padres, cierto sentimiento de inseguridad, ante la responsabilidad que supone el cuidado de un bebé. Nos centraremos en los cinco apartados que consideramos fundamentales para el correcto cuidado del recién nacido. ¡No dudes en consultarnos!

      Baño: Nuestra recomendación es bañar al bebé todos los días, con poca agua y un jabón neutro, utilizando una esponja suave y teniendo especial cuidado al pasar por la zona del ombligo. Un aspecto importante del baño es sostener la cabeza y el cuello del bebé con una mano y con la otra enjabonarlo. La temperatura ideal del agua es de 36-37 grados. Tras el baño, es necesario secar muy bien todo el cuerpo del bebé, especialmente entre los pliegues, sin frotar.

      Cuidado del ombligo: el cordón umbilical tarda en desprenderse entre 8 y 10 días y algo más en los niños nacidos por cesárea (entre 10 y 15 días). Para el correcto cuidado del ombligo, es necesario separar el cuidado en dos fases, antes de que se caiga el cordón y después de su caída. Antes de desprenderse, el ombligo debe estar seco, protegido y tapado, para evitar cualquier tipo de infección, por lo que después del baño, es necesario secarlo bien. Una vez desprendido, la herida ha de curarse con alcohol al 70% una vez al día, quedando cicatrizada entre 3 y 5 días

      Cambio del pañal: Lo primero que debes tener claro es que la piel de tu bebé es muy sensible y, por tanto, debes evitar que las heces y/o la orina permanezcan mucho tiempo en contacto con ella. En general, se debe realizar el cambio del pañal del bebé coincidiendo con la toma de la leche, que, en el primer mes de vida, se debe realizar cada 3 horas. La orina puede esperar al cambio, pero las heces no.

      Por otro lado, los productos que se utilizan para evitar la irritación de la zona del pañal se diferencian en cremas, pomadas y pastas al agua en función de su densidad. Cuando la piel no está irritada, será suficiente utilizar cremas que son más fluidas, incluso vaselina. Las pomadas y las pastas al agua son mucho más densas y están indicadas cuando la piel del área del pañal ya está irritada. En este caso, se deberán aplicar formando una capa gruesa que evite el contacto de la piel inflamada con la orina y las heces, favoreciendo la curación. Para casos más complicados se deben aplicar cremas contengan antifúngicos y antiinflamatorios

      Para evitar las irritaciones y sanar la zona irritada, te recomendamos que pruebes la pasta al agua que preparamos, desde hace más de 30 años, en la farmacia.

      Alimentación. De todos es sabido los beneficios de la lactancia materna en el desarrollo y crecimiento de tu bebé. Ahora bien, las leches de fórmula se consideran una buena alternativa nutritiva a la leche materna con grandes beneficios sobre el crecimiento del bebé. Existen muchos tipos de leches de fórmula, cada una de ellas adecuada para una situación particular del bebé. Algunas mejoran el estreñimiento y otras la regurgitación. No dudes en consultarnos, te aseguramos una información adecuada a la situación de tu bebé basada en la formación y en nuestra experiencia personal.

      Cuidado de los oídos, ojos, nariz y uñas del bebé. Es importante en todas las etapas de la infancia que el niño tenga las uñas cortas y limpias, para evitar arañazos en sitios sensibles como los ojos y para evitar que éstas sean vehículo de transmisión de gérmenes. Se recomienda cortar las uñas del bebé con una tijera roma. En el cuidado de los ojos nos centraremos en la aparición de legañas, que al principio suele ser lo más habitual porque los conductos lagrimales están poco desarrollados. Se recomienda limpiar con un poco de suero y con una gasa esteril de dentro hacia afuera. Para los oídos, si apareciera cera, se recomienda solo limpiar la parte de cera visible, la del exterior, y mejor no usar bastoncillos. En el caso de la nariz, si notamos que tiene moquitos y no respira bien, dado que ellos no sacan los mocos voluntariamente, se recomienda utilizar suero fisiológico de manera gradual, por los orificios nasales, de manera que el moco se vaya diluyendo y salga más fácilmente por la nariz o bien se lo trague.

        Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

        ACEPTAR
        Aviso de cookies