10 consejos para protegerte del sol

    640 428 Farmacia Ormazabal

    Con la llegada del verano aumenta nuestra exposición solar, fundamental para la producción de vitamina D por nuestro organismo, pero también potencialmente dañina si no nos protegemos de forma adecuada o nos exponemos de manera excesiva.

    El uso de fotoprotectores solares es fundamental para reducir el envejecimiento prematuro de la piel, la formación de arrugas y manchas antiestéticas, quemaduras de la piel, disminución de las defensas, así como minimizar el riesgo de desarrollo de enfermedades como cataratas en los ojos o incluso cáncer de piel.

    Nuestros 10 consejos para disfrutar del sol y sus beneficios con seguridad son:

    1. Evita exponerte al sol en la franja horaria de 12 de la mañana a 4 de la tarde, ya que son las horas de radiación más intensa. Es importante que sepas que la presencia de nubes atenúa la sensación de calor, pero la radiación ultravioleta sigue actuando.
    2. Extrema las precauciones al realizar actividades al aire libre.
    3. Protege a los menores del sol con ropa, sombreros, gafas y aplícales protector solar resistente al agua. Recuerda que los bebés menores de 6 meses no deben tener contacto directo con el sol.
    4. Ten especial cuidado los primeros días de exposición al sol.
    5. Utiliza siempre fotoprotector solar, aplicándolo de forma uniforme de 15 a 30 minutos antes de la exposición. La aplicación debe repetirse al menos cada 2 horas para asegurar la protección. Nuestra recomendación es utilizar factor de protección 50.
    6. Presta atención a las zonas más sensibles: cara, cuello, hombros, escote, manos y empeines. No hay que olvidar los labios, ya que existen también bálsamos labiales con protección solar.
    7. Si no tienes mucho cabello, aplícate protector solar en la coronilla o usa sombrero.
    8. Bebe abundante agua antes, durante y después de la exposición solar, sin esperar a tener sed.
    9. Consulta a tu farmacéutico en caso de tratamientos médicos, ya que ciertos medicamentos pueden provocar reacciones de fotosensibilidad.
    10. Revisa tu piel: ante cualquier cambio en el color, forma o tamaño de manchas o lunares consulta con tu especialista.

    Las quemaduras solares aumentan significativamente el riesgo de desarrollar cáncer de piel, especialmente en los niños. De ahí la importancia de llevar a cabo una buena educación desde pequeños, ya que disfrutar de la energía y la vitalidad que aporta el sol no tiene que estar reñido con el cuidado de nuestra salud.

    Dejar una Respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies